Londres ’17

Mis viajes

Bueno parece que el año empieza a lo grande, viajecito a Londres, sí que es verdad que ha sido un viaje relámpago, pero ha estado genial. Han sido tres días y medio, pero si lo tengo que medir en pasos, vaya si he caminado, Londres es una ciudad enorme, bueno la verdad es que sus diez millones de habitantes lo acreditan.

Siempre había quedido ir a Gran Bretaña, y por fin lo he hecho. Aunque me he quedado con ganas de más, mucho más. Es tan grande que solo he podido visitar los cuatro de los sitios más importantes, pero lo que me ha quedado claro, es que volveré. Tanto a Londres otra vez, como a la zona de Escocia, para poder visitar sus castillos y acantilados. Aunque lo que también he podido comprobar es que se necesita como mínimo una semana.

A lo que vamos, llegue el jueves por la mañana, dejé el equipaje en el hotel, Lexham Gardens Hotel, y a caminar. En esta ocasión el viaje lo he hecho en compañía de dos compañeras de trabajo. Así que ha vuelto a ser un viaje divertido. Está genial viajar solo, pero si se puede hacer en compañía mejor que mejor.

Big Ben

La primera tarde fuimos a ver la zona del Big Ben y London Eye. El Big Ben es increíble, la verdad que durante el día no lo vi, solo pude ver la estampa al final del día, y la verdad es que entre las nubes y las luces, hacen del edificio un lugar entrañable.

Big Ben

En la misma zona se encuentra la abadía Westminster, con su palacio e iglesia. Esta todo pegadito al río Támesis, y merece mucho la pena darse una caminata por la zona y cruzar el puente para poder ver London Eye, la zona de la noria.

St. Margaret’s Church
Westminster Abbey
Támesis
London Eye

Una vez visitada la zona, nos fuimos para el hotel a darnos una duchita y a cenar. Todos los días nos hemos estado moviendo con el transporte público, es fantástico en una ciudad así, el moverse en metro o «tube», como le llaman ellos.

Al día siguiente fuimos a visitar la zona de Picadilly Circus, una de las zonas más caras, en una calle anexa, están las tiendas más caras de Londres, también visitamos la zona donde se encuentra la tienda Lego y la M&M, lugar obligado para todos aquellos golosos, jajajaja, yo uno de ellos.

M&M

Ese día y ya en la zona, decidimos comer en uno de esos sitios típicos de la zona, el Burguer King, jajajaja. Desde allí nos fuimos a ver el Tower Bridge, guapísimo, la verdad es que ya solo por la limpieza de las calles y lo grande de los edificios, hace que merezca la pena visitar la ciudad.

Tower Bridge

Ya por la tarde y cerca de Picadilly Circus, nos fuimos a tomar una cerveza a una taberna inglesa, muy guapa, pero la verdad,  que lo hicimos más que nada porque estábamos agotados de caminar.

Luego y como no podía ser menos, nos fuimos de tiendas por esa zona, a ponernos los dientes largos y bueno, alguna compra calló, pero por decir que habíamos comprado algo, más que por necesidad.

Hora de volver al hotel. Una buena ducha y a cenar, en esta ocasión fuimos a un Indú, bendita nuestra suerte, ya que cansados y muertos de hambre, resultó que cualquier plato llevaba picante, apenas pudimos cenar algo, así que al salir del restaurante, habiendo advertido, que avisaran que todos los platos llevan picante en menor o mayor medida, nos acercaremos a un burguer, para por lo menos llevarnos algo al estómago.

Sábado, hoy es el día más esperado, por lo menos para mí, hoy toca visita a Camden Town. Zona de mercadillo y de gente bohemia. Ya de buena mañana y desayunando cerca de la entrada del metro, conocimos a una familia española, los cuales también se querían dirigir a la misma zona que nosotros, así que fuimos juntos hasta allí.

Camden Town

Buah!!! La verdad es que no sé ni por dónde empezar. Fachadas muy decoradas, tiendas de todo tipo, gente de todo tipo de tribus urbanas.

Camden Town

Las tiendas eran de cualquier cosa, desde botas con pinchos de todas las formas y colores a una tienda de ropa con máquinas de coser Singer en el expositor .

Maquina de coser Singer

Estuvimos toda la mañana, vamos comimos allí, ya que en una parte del mercado habían puestos de comida de muchos países y gustos. Ya después de comer, y a petición mía, nos fuimos hasta Baker Street, calle donde vivió el personaje de ficción de Sherlock Holmes.

Museo Sherlock Holmes

Casi llegando se nos puso a llover un poco, pero eso no hizo que llegáramos hasta el edificio. El entrar ya fue otro tema, la entrada era cara, muy cara, y además teníamos que esperar cerca de una hora para poder entrar, así que fuimos a la parte de la tienda a echar un vistazo.

Museo Sherlock Holmes

Ya nos va quedando menos, decidimos antes de ir para el hotel tomarnos algo en una taverna cercana. Y pensar que nos apetecía cenar, terminamos yendo a un italiano, y que casualidad que el dueño era gallego,jajajaja, por lo menos, nos ayudará en el menú, por lo del picante, jejejeje.

Bueno, esto se acaba, mañana del domingo, toca hacer la maleta, desayunar algo y para el aeropuerto. Que decir de este viaje, pues que volveré, que me ha sabido a poco, me ha sorprendido las calles tan limpias, para lo cerdos que suelen ser cuando salen de su país, también me ha llamado la atención la poca gente que fuma, y sobre todo, que quizás fue por la zona donde estábamos pero, había una cantidad de coches de gana alta increíble. Bueno, y ya por último, agradecer enormemente la compañía de Monica como de Loli. Hasta el próximo viaje.
https://youtu.be/nzTxSwjkCXs

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.