Explorando Europa 2016 (Costa Adriática) 

Explorando Europa ´16

DIA 1
Empieza la aventura, primer recorrido ReusBarcelona (2horas). Al llegar al puerto de Barcelona nos encontramos con que ya tenemos la primera anécdota, el barco sale con 3horas de retraso (Grimaldi Lines). Lo que nos supone, que al llegar a Civitavecchia tenemos menos horas para poder llegar a Bari.

Las burras
Los tres mosqueteros

La verdad es que nos esperábamos una peor travesía y estancia en el barco, y no fue así, también tenemos que decir que se amenizó con una botella de ginebra de Puerto de Indias, jajajaja.

Amenizando la travesia

DÍA 2

Con ganas al salir del barco y rodar, nos dirigimos hacia Bari, en la que será la única ruta nocturna de la aventura. La verdad, que esperábamos fuera un trayecto más agradable, ya sabíamos que recorrer 580 kms durante la noche por carreteras desconocidas en un país donde la fama de conducir es pésima, pero nos sorprendió un nuevo compañero de viaje, EL FRÍO. A medida que se sucedían las paradas cada poco para tomarnos un café, las capas de ropa iban increchendo, al igual que las ideas de los moteros más viajeros iban surgiendo (como utilizar guantes de gasolinera para el frío, el típico periódico en el pecho, y como no, esas famosas bolsas de basura, que recubrieron nuestro cuerpo para evitar el dichoso frío).


Como no teníamos suficiente con todo lo que nos estaba sucediendo, David

David

decidió jugar al escondite con su teléfono y se lo dejó olvidado en la mesa donde habíamos tomado un tentempié.A pesar de todos esos contratiempos, la ruta fue bastante bien, aunque a medida que el día se iba levantando, sin mejorar la temperatura, los ánimos y fuerzas  iban menguando.

Tras un tramo de unos 100kms a 80kms/h (limitada por razones incomprensibles),y a falta de unos 200 para destino, decidimos acomodarnos en una cuneta de una zona de descanso a echar una cabezadita de unos 30 minutos. El cuerpo no daba para más.

11 horas después vislumbramos Bari, que gran ciudad (sarcasmo). Como hasta las 18h no teníamos que sacar los billetes del ferry que nos iban a llevar a Dubrovnik, decidimos ir a dar una vuelta y a hacer cuatro fotos.

Cuando ya nos cansamos de hacer fotos y dar vueltas, y más viendo que se acercaba la hora de ir a por los billetes de embarque, decidimos acercarnos hasta el puerto. Grata sorpresa nos llevamos, cuando al llegar a taquilla, la chica nos dice que por motivos de mala mar, el Ferry se retrasaría cerca de dos horas. Pues bien, así fue, dos horas de retraso también para el barco que nos llevaba a Dubrovnik. El embarque, una vez atracado el barco y bajado los coches, fue rápido. La verdad es que el barco era como cuatro veces más pequeño que el que nos llevó a Italia.

DIA 3

Bueno, ya estamos en Dubrovnik, Croacia, hemos llegado sobre las 10. Ahora toca buscar el hostal, dejar las cosas, duchita y a ver donde comemos.

Decidimos ir a dar una vuelta por la zona más turística. Y como nos quedaba a unos 20 minutos del hostal, ya fuimos con idea de comer por allí. Haciendo honor a una gran serie, nos dirigimos hacia la famosa ciudad del Desembarco del Rey u Old City,

Old City

Dubrovnik, recorremos la cuidad amurallada reviviendo localizaciones. La verdad, y no sabemos si es por la serie o porque están bastante civilizados, pero es increíble lo limpia que está la zona, además sorprende las ganas y empeño que pone la gente local por tratar de que los entiendas, vamos, de que el turista se sienta agusto.

Dubrovnik

Una vez visitamos la Old City, decidimos subír hasta la Fortaleza Imperial, desde el cual pudimos ver toda la zona de la costa de Dubrovnik, la verdad es que hay unas vistas de la costa increíbles.

DIA 4

Hoy toca Mostar, nos levantamos a las 7 a.m, recogemos trastos, cafetillo y ruta. Como no lo hicimos el día de ayer, hoy nos hemos acercado hasta el cartel de entrada de Dubrovnik, no podíamos irnos, sin inmortalizar el que hemos estado en esta preciosa ciudad.

Dubrovnik

Como no podía ser menos, hoy nos hemos perdido un poquito dirección Mostar, y nos hemos ido por una carretera por la cual solo pasa la gente local. De hecho, está tan poco transitada que no nos hemos encontrado más que uno o dos coches, y en el control aduanero, la barrera estaba levantada y el puesto estaba totalmente vacío; eso sí, gracias a esta pequeña confusión, ha hecho que desayunáramos en un bar en medio de un valle en Herzegovina, como nos ha dicho una chica local, una parrillada de carne, impresionante.

Restaurante, Bosnia y Herzegovina

La carretera pensábamos que sería peor, y bueno, ha estado bastante bien. En el recorrido hacia el destino hemos visto decenas y decenas de cementerios, cosa que nos ha sorprendido bastante. Por varios motivos, no tienen vallas, no tienen los típicos cipreses a los que estamos acostumbrados en España y, que casi todos, por no decir todas las tumbas, están hechas de mármol. El porqué, es por que en principio quieren rendir culto a los caídos por la Guerra de los Balcanes. Están realmente cuidados.

Puente de Mostar

Llegamos a Mostar, la ciudad en sí, no es gran cosa, la única atracción es el famoso puente derribado en la guerra, y vuelto a reconstruir en su mayoría, con las mismas piedras con las que estuvo construido en origen. Ahora es una zona muy turística, llena de tiendas de souvenirs y restaurantes. De hecho, fue la zona donde fuimos a cenar, y la verdad es, que cenamos de maravilla y a muy buen precio.

Aquí en la parte de arriba se puede ver lo que queda de un centro comercial, construido poco antes de la guerra y bombardeado, al igual que una mezquita y edificio. Es cierto, que por gran parte de la zona más céntrica del pueblo, se pueden ver en las paredes los restos de balazos y morteros, algo que hace, que te des cuenta del daño que provoca una guerra. También ha sido hasta ahora, la única ciudad o pueblo, en la que hemos visto más pobreza, y algo que nos ha sorprendido, es ver a varios fríos, de 7 u 8 años, pidiendo.

DIA 5

MostarSarajevo. Gran recorrido por una carretera sinuosa bordeando el río. Durante casi toda la ruta la hacemos por una carretera comarcal, pasando por pueblecitos a lo largo de una carretera que quedaba entre montañas, ha sido realmente chula la ruta.

Al fin llegamos a Sarajevo, y nos sorprende ver una ciudad tan «moderna». Es una pena ver cómo la ciudad le ha dado la espalda a la guerra. La impresión que nos dió, es que quieran olvidarse de lo sucedido, la gran mayoría de los edificios están reconstruidos y queda poca cosa histórica.  Algo que también nos sorprendió, es la cantidad de cementerios turcos que hay, tanto por fuera (en el recorrido), como dentro de la ciudad. También nos sorprendió, porque en España no sucede, es que en las mezquitas hay unos altavoces, y cada vez que se arrima la hora del rezo, llaman o avisan a sus devotos, avisando de la hora del rezo. Todo tiene su explicación, y se debe a que cerca del 50% de la población es musulmana. Incluso en los supermercados, o por lo menos, en muchos de los que vimos, no venden ni carne y variantes de cerdo, ni ninguna bebida alcoholica.

Rosas de Sarajevo

La foto anterior pertenece a las famosas Rosas de Sarajevo; se llaman así, porque los ciudadanos decidieron pintar de rojo, los agujeros provocados por los impactos de las bombas y morteros. Muchas de ellas se encuentran ya pérdidas en los cimientos de los edificios, que poco a poco han ido poblando la ciudad.

En las siguientes fotos se puede ver lo que hablábamos de darle la espalda a la guerra, han cogido antiguas carretas de combate y piezas bélicas, y con ello han montado un parque infantil, donde los críos campan a sus anchas como si de columpios se tratara, una verdadera pena.

Sarajevo, Antes y despues

DIA 6

SarajevoSplit. Aquí tuvimos cambio de ruta, ya que el dueño del hostel nos dijo que la zona del norte hacia Split, era más bonita que la que nos hacía volver por donde ya habíamos hecho algún tramo, y la verdad, fue impresionante, una carretera que atravesaba todas las montañas. De hecho, como la idea principal no era ir por ahí, íbamos un poco, como viéndolas venir, pero fue la mejor decisión que pudimos tomar, gran puerto de montaña, donde disfrutamos de unas curvitas, y unos paisajes increíbles.

Todo verde, montañas y valles enormes, nos hacían sentir realmente pequeños, había visto los prados, pinares y valles de España, pero, y sintiéndolo mucho, las vistas que teníamos por la ruta eran impresionantes.

Teníamos algo de miedo con el tema de la frontera por si nos decían algo, ya que no nos habían sellado el pasaporte al entrar dentro de Bosnia. Pero que va, tan solo nos pidieron el pasaporte y la documentación de la moto.

Preguntamos si nos podían sellar el pasaporte como prueba de que habíamos pasado por ese país, pero nos dijeron que no podían, así que nos fuimos con un poco de pena, nos hacía gracia ver en el pasaporte el sello croata.

DIA 7

SplitZadar. De camino a Zadar, decidimos parar en otro pueblo donde también se han rodado algunas escenas de la serie antes mencionada y hacer alguna foto, la Fortaleza de Klis.

Fortaleza de Klis
Presos en la Fortaleza de Klis

Una vez visto, nos dirigimos para el apartamento, necesitábamos una duchita, realmente no nos podemos quejar del clima que nos está haciendo, es verano y tiene que hacer calor, pero lo estamos soportando bastante bien. Bueno, por fin un par de días en el mismo sitio, ya nos apetecía descansar, necesitábamos recuperar fuerzas, hasta aquí ya llevamos 1500 kms, así que era parada de descanso casi obligada.

Zadar, como muchas de las ciudades que estamos visitando, tiene su zona amurallada, masificada de turistas, como todas, pero aquí hay algo que atrae todavía más al turista, y es su órgano marino, se han hecho unos agujeros,artificiales, en un paseo que hay, los cuales permiten al mar adentrarse por ellos, provocando una serie de sonidos muy peculiares, tambien tienen en una plaza, unas placas solares, que captan durante el día la luz, y cuando se pone el sol, se empieza a iluminar el suelo, y es algo bastante chulo de ver.

DIa 9

ZadarZagreb. Hoy nos hemos levantado con pocas ganas de ruta, más que nada, porque anoche con la tontería de ver el hostal donde dormir en Zagreb, las cervezas y los chupitos de Rakija, hizo que nos acostaramos sobre las 3 de la mañana, y como en un principio, teníamos que ir a ver varias cosas de camino a Zagreb, decidimos levantarnos a las 7. Grabe error, ya que al final hemos ido directos a destino (casi 4 horas de ruta).

En Zagreb, la verdad es que vimos poco, entre que el hostal tenía una piscina hinchable, jajaja, donde nos dimos un chapuzón, y que nos diluvio mientras cenábamos por la ciudad, cosa que hizo que nos empapáramos de vuelta al hostal.

Como viene siendo costumbre, una vez llegamos al hostal, era el momento del ritual, a tomar cuatro cervezas y unos chupitos de Rakija, algo que se está convirtiendo en habitual.

Al día siguiente, recogimos trastos y antes de salir de Zagreb, fuimos al centro a tomarnos un café para despejarnos, y de paso echar cuatro fotos.

Zagreb

DIA 10

ZagrebEslovenia (Liublijana) Como se nota que ya hemos entrado en Europa. Además, y como ya sabíamos para poder circular por las autopistas y algunas carreteras, tuvimos que comprar la famosa viñeta.

Viñeta Republica de Eslovenia

Cambia el clima, nos llueve poco después de  pasar la frontera. Seguimos recorriendo parajes increíbles hasta llegar a Liubliana, una ciudad que nos sedujo por tener todo muy bien cuidado, ciudad que al igual que Sarajevo tiene tranvía, algo que hace entrañable y viejuno, aportaba ese toque antiguo, en esta ciudad dormimos en una zona, la cual creo que si hubiéramos dejado las motos con las llaves puestas no hubiera pasado absolutamente nada. Realmente estamos teniendo muchísima suerte con el tema de los alojamientos, este es un adosado, con las habitaciones muy muy limpias, parecen habitaciones de pisos de estudianteS, con sus escritorios, ah se me olvidaba, teníamos atracción infantil, pero atracción, Jajajaja.

Bueno, una vez dejado todo en la habitación, nos fuimos a por algo de cenar, en esta ocasión, como disponíamos de cocina fuimos a hacer algo de compra y así cenábamos en el alojamiento, y como no podía ser menos, la compra la hicimos en un Súper Spar, añoranza española, jajaja.

Liubliana

DÍA 11

LiublianaKranjska Gora. Puerto de montaña increíble, muy cerca hay un puerto de esquí con el mismo nombre, y a muy poca distancia de Austria. En esta zona fuimos a ver unos lagos preciosos, todo el rato con la moto íbamos a pocos metros del lago y de fondo la montaña, aguas transparentes que invitaban a darse un chapuzón.

DÍA 12

Eslovenia – Italia. Bueno, como ya sabíamos, nos toca volver a carreteras italianas, nos agarramos los machos y para Treviso que vamos. Como no podía ser menos, el primer tramo de ruta nos pilla la lluvia, menos mal que no tiramos nuestros chalecos impermeables (bolsas de basura,jajaja).

Ya acercándonos a Treviso dejó de llover y se despejó el cielo. Yendo para el destino, en un área de servicio, conocimos a un matrimonio que viajaba con una TRIUMPH Rocket, con remolque artesanal, increíble, estaba súper chula, el hombre nos estuvo explicando que se lo había hecho el, además nos explican que llevan 3 meses de ruta, y que ya estaban de vuelta para casa. Se habían recorrido media Europa, al menos esos nos contaron y así lo corroboraban sus pegatinas.

Bueno, como no podía ser meno, en Italia tambien tuvimos el peor alojamiento, nos dio la sensación de que en el hostal donde estuvimos, era uno de esos hostales donde las prostitutas van con sus clientes y practican sexo, cada cabezal de cada una de las camas, tenia su correspondiente paquete de pañuelos. También nos sorprendió, ya que no creo que sea habitual, encontrarnos en el baño, paquetes para desmaquillarte.

DÍA 13

TrevisoCittà di Castello

Ya no nos queda nada, un par de dias y ya volvemos a estar en casa, ooooohhhhh! Aunque por otro lado tambien hay ganas de salir de italia, pero bueno.

Como los tres somos fans de Rossi, y pasando cerca de Tavullia, no podíamos dejar escapar el hacer una visita a el museo de Rossi, la verdad es que mas que un museo es un bar con cuatro cosas suyas.


En el mismo recinto esta la tienda se souvenirs de el y el club de fans. Al final comimos algo alli, y continuamos nuestro camino, lo que no sabíamos es lo que nos esperaba, lluvia, lluvia y mas lluvia, por una carretera mojada y repleta de curvas muy cerradas y peligrosas, mas porque estaba el asfalto mojado que por las curvas. Finalmente y tras cruzar parte de la Toscana, llegamos al apartamento rural que habíamos reservado, impresionante, buah!! Guau!! y cualquier expresión similar daría en el clavo, creo que fue el mejor alojamiento de todo el viaje, de haber sabido donde nos íbamos a dormir, creo que hubiéramos pasado un par de días, paraje entrañable en la Toscana.

Cita di castello

Pero, por si esto no era suficiente, fuimos a cenar a un restaurante totalmente italiano, tanto en el tipo de platos como en todos los productos que nos sirvieron. Vamos, nos estuvo tan rico todo, que al dia siguiente, cuando nos fuimos del hostel, fuimos a desayunar alli.

DÍA 14

Città di CastelloCivitavecchia

Ahora si que si, se acerca el final, la verdad es que ya van habiendo ganas de soltar la moto y volver a la vida de siempre, no es que no me haya gustado la aventura, al revés, estoy deseando empezar a planear la aventura del 2017.

Bueno, cargamos por ultima vez las motos, y salimos dirección Civitavecchia, desde alli cogeremos nuestro ultimo ferry de la aventura.

El recorrido en moto hasta Civitavecchia fue bastante tranquilo y sin historias o anécdotas raras. Bueno, si, alli nos dimos cuenta, por si nos quedaba alguna duda, que en Italia, las normas de circulación están para saltárselas, carretera sin arcén, línea continua, limite a 80kms/h, y van los tios y se ponen a adelantar 3 o 4 coches a 100 o 120 kms/h, increible.

Llegamos cerca de la hora de la comida, y vaya suerte la nuestra con el tema de comer, pues fuimos a parar a un bar donde el dueño de este, resulto que habia estado trabajando en Barcelona durante unos cuantos años, y nos dio cuatro indicaciones para poder llegar al ferry bien de tiempo y sin complicaciones.

Entramos en el recinto del puerto y cuando ya teníamos todo localizado y confirmados los billetes, nos damos cuenta de que no llevamos ni un euro suelto, con lo cual tenemos que salir del puerto ya que dentro de el no hay ningun cajero. Bueno, ya con dinero en el bolsillo nos vamos hacia donde se embarcaba, alli conocimos a varias personas que habían hecho viajes similares, aunque ellos lo habían hecho solos, lo que lo hace algo mas pesado, nosotros entre ser tres y ademas ir comunicados por los intercomunicadores, se hizo muy ameno.

Bueno hasta aquí nuestra aventura motero por la costa Adriatica, ruta más que recomendada. En ningún momento sufrimos o pasamos miedo de ningún tipo. Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.